Un buque de la Marina venezolana se hundió al colisionar con un barco portugués en el Mar Caribe

Imagen Infobae

Venezuela

El Guardacostas “Naiguatá”, de la Armada venezolana, se hundió en el Mar Caribe el lunes luego de colisionar con un barco mercante de bandera portuguesa. El hecho fue anunciado este martes por el Ministerio de Defensa venezolano.

“El 30 de marzo de 2020, a las 00:45 horas, el Guardacostas ‘Naiguatá’ (GC-23), de la Armada Bolivariana, encontrándose en labores de patrullaje marítimo de nuestro mar territorial, al noroeste de la isla La Tortuga, fue abordado (colisionado) por el buque de pasajeros ‘Resolute’, (122 mts. de largo y 8300 toneladas de desplazamiento), de bandera portuguesa, al momento en que se le efectuaba un procedimiento de control de tráfico marítimo, lo que generó daños de gran magnitud y ocasionó la zozobra del referido guardacostas”, señala un comunicado emitido por el Ejército venezolano.

“La acción del buque ‘Resolute’ se considera cobarde y criminal, toda vez que no asistió al rescate de los tripulantes, incumpliendo la normativa internacional que regula el salvamento de la vida en la mar”, agrega la misiva.

Las autoridades venezolanas indicaron que el buque portugués “se encuentra en el puerto de Willemstad, capital de Curazao, donde atracó en horas de la mañana del día de hoy”.

“Nuestras labores de búsqueda y salvamento inmediatas, aunado al desempeño profesional y valiente de nuestros efectivos, permitieron el rescate íntegro de la tripulación. El Estado venezolano emprende las acciones legales correspondientes”, concluye el comunicado.

El buque "Resolute" navega bajo la bandera de Portugal (marinetraffic)

“Resolute” es un buque de pasajeros que fue construido en 1991 y navega bajo la bandera de Portugal.

La moderna embarcación de diseño español con la que cuenta la Armada venezolana, por su parte, es parte de un convenio suscrito en 2005 entre España y Venezuela. El acuerdo contemplaba la adquisición de cuatro patrulleros oceánicos y cuatro buques de vigilancia litoral.

El patrullero cuenta con la última tecnología de defensa en su categoría. Tiene 80 metros de eslora y capacidad para desplazar 1.500 toneladas, alcanzando una velocidad máxima de 22 nudos. El casco y su superestructura están construidos en acero naval, dispone de radar de vigilancia aérea/superficie (2D), sistemas de inteligencia electrónica y dos cañones de 76mm y 30mm a proa y popa respectivamente. Cuenta además con la capacidad de recibir helicópteros, una rampa en popa para una embarcación tipo RHIB y dispone también de equipos de lucha contra vertidos y sistema para lucha contraincendios, de acuerdo a lo explicado por el portal “webinfomil”, dedicado a temas de seguridad y defensa.

El buque es capaz, además, de realizar diferentes misiones como vigilancia y protección de la zona litoral, protección del tráfico marítimo, asistencia sanitaria a otros buques, lucha contraincendios externo, transporte de personal y provisiones, y operaciones de búsqueda y rescate, entre otros.

01/04/20
Infobae.com