All for Joomla All for Webmasters
30
Vie, Oct

Hospitales militares, de campaña y “trajes nucleares”: el aporte de las Fuerzas Armadas contra el coronavirus

El presidente Alberto Fernández acompañado por el ministro de Defensa, Agustín Rossi, y el canciller Felipe Solá durante su recorrida por el rompehielos Almirante Irizar.

Argentina

El ministerio de Defensa se involucra en la lucha contra el coronavirus. El titular de la Cartera, Agustín Rossi, fue uno de los 9 ministros que participaron el martes de la reunión de dos horas con el Presidente e infectólogos en la Casa Rosada.

En rigor, el ministerio de Defensa fue una de las primeras dependencias del Ejecutivo en auxiliar a la autoridad de aplicación designada por Alberto Fernández: el ministerio de Salud.

Las últimas noticias sobre el virus que afecta a la Argentina y al mundo.

El 2 de febrero, Rossi ordenó eliminar el contacto con los buques chinos en la Antártida. “Fue lo primero que hicimos. Nos permitió restringir el contacto con aquellos buques que transportan pasajeros y científicos de origen chino”, explicó Rossi a Clarín.

La premura era lógica; según coinciden los especialistas el virus se traslada mucho más rápidamente en el frío. Luego, los representantes del gigante asiático cerraron su base en la Antártida a sus compatriotas. Además, los buques con turistas que llegan hasta ese paisaje remoto también discontinuaron los viajes antes del fin del verano.

El presidente Alberto Fernández durante la reunión interministerial donde Agustín Rossi comunicó el aporte de su Cartera en la fase de contención del Covid-19.

Durante la convocatoria del martes en el Salón Eva Perón, Rossi informó a sus pares y al Presidente de los recursos a disposición.

Las camas para los posibles enfermos son fundamentales; en ese sentido pusieron a disposición un centro de tránsito en la residencia militar, ubicada en la Capital.

Todas las fuerzas participan. Con esa lógica se habilitaron cuartos para aislamiento para personal infectado en Hospital Militar Central y en el de Campo de Mayo, que pertenece al Ejército.

Además, se habilitaron otros en el Hospital Naval Pedro Mallo y en el de Puerto Belgrano; de la Armada. Por último, Rossi puso a disposición el Hospital Aeronáutico de Pompeya y el de Córdoba, de la Fuerza Aérea.

El ministerio también cuenta con un hospital quirúrgico, de campaña, capaz de trasladarse a los posibles focos de contagio, si fuera necesario.

Entre el instrumental del que disponen las Fuerzas Armadas sobresalen doscientos ochenta trajes NBQ (nuclear, biológico , químicos), que sirven para aislar al personal -médico, en este caso- de agentes químicos, biológicos y partículas radioactivas.

Rossi, además ordenó suspender todos los viajes del personal del ministerio y de las Fuerzas Armadas a los países donde hay circulación colectiva y a los que la Organización Mundial de la Salud desaconseja viajar. Los que regresaron de esos destinos también fueron sometidos a cuarentena.

En los hospitales de las fuerzas se desestimaron dos casos sospechosos; uno en el Hospital militar central, de un chico de 10 años y otro en el Pedro Mallo.

Al esfuerzo del personal militar abocado a la contención del Covid-19 se suma la participación de las Fuerzas de Seguridad, que comanda el ministerio de Sabina Frederic.

Desde la semana pasada, en algunos de los 160 puestos fronterizos donde no hay personal de Salud o de otras dependencias del Estado, los oficiales de Gendarmería y de las Fuerzas Federales están habilitados para oficiar como agentes sanitarios.

Por Guido Carelli Lynch

11/03/20
Clarin.com