All for Joomla All for Webmasters
25
Mar, Jun

La larga marcha de los Super Étendard Modernisé

Marine Nationale. Imágenes de galerías: Créditos en las fotos; Marine Nationale.

Argentina

Finalmente, y luego de una espera que se prolongó por meses, los cinco Super Étendard Modernisé adquiridos por la Armada Argentina ya se encuentran rumbo a la Argentina. Los ex cazabombarderos de la Marine Nationale francesa fueron embarcados la semana pasada en el buque de bandera liberiana “Lily Auerbach”, junto con un importante lote de repuestos, simulador y diverso equipo de apoyo.

Si todo marcha de acuerdo a lo previsto, los SEM junto con el cargamento mencionado arribarán a su destino durante la segunda semana de mayo. Actualmente, y según lo que reporta el sitio Marine Traffic, el “Lily Aurebach” se encuentra en navegación, con rumbo sur y a la altura de Mauritania.

Pese a los diversos trascendidos periodísticos que ya informaban sobre el interés de la Armada Argentina por los SEM, la visita a la Base Aeronaval de Landivisiau por parte de una comisión argentina y montos de la posible venta, (incluso la Jefatura de Gabinete se expidió al respecto durante su informe n° 104), la oficialización del proceso se dio en mayo de 2018 por medio de la Decisión Administrativa 962/2018, la cual aprobaba el “Arreglo Técnico Relativo a la Transferencia de Aeronaves Super Étendard Modernizados a favor de la Armada Argentina” de fecha 18 de diciembre de 2017. Este último documento, suscripto por los Ministerios de Defensa de Francia y Argentina, tuvo por objeto “detallar las condiciones de venta por la Parte Francesa a la Parte Argentina, de CINCO (5) aeronaves SEM”. Tal como era sabido, el arreglo técnico aclaraba que los SEM no estaban en condiciones de vuelo y que serían acompañados por diversas piezas de recambio, bancos de prueba, herramientas, simulador, etc.

 

El Arreglo Técnico establecía que el precio global de la transferencia ascendía a doce millones quinientos cincuenta mil euros (12.555.000) así como el listado de manuales, certificados e historial además de la localización y descripción de los grupos de materiales. Los mismos fueron:

  • Grupo 1 en la BAN Cuers-Pierrefeu: Lote de herramientas, lote de repuestos reparables y lote de repuestos consumibles.
  • Grupo 2 en la Base de Châteaudun: 5 Super Étendard Modernisé.
  • Grupo 3 en la BAN Landivisiau: Lotes opcionales/equipo, 8 motores ATAR8K50, 1 Simulador, Lote de banco de pruebas, Lote de herramientas.

El ya mencionado Arreglo Técnico también trae a colación (como antecedente de la transferencia) a la nota N° 0-1002-2017DEF/EMM/ALRI/NP de fecha 10 de marzo de 2017. La misma tuvo como interlocutores a las autoridades de coordinación de Francia y Argentina, estableciéndose en sus anexos los requerimientos realizados por la Armada Argentina en relación al inventorio de material transferible: aviónica, electrónica, armamento, herramientas, bancos de prueba y opcionales.

Tal como es de público conocimiento, el proceso se prolongaría más de lo esperado debido a diversas causas: a la siempre presente crisis económica Argentina se le sumaron las negociaciones paralelas que mantenían los gobiernos de Francia y Argentina por diversas cuestiones, las cuales en cierto momento llegaron a un punto muerto, viéndose afectadas tanto esta adquisición como el acuerdo por las patrulleras de altura.

No podemos negar que la adquisición de los Super Étendard Modernisé aún es discutida en diversos ámbitos de defensa, donde se han manifestado ventajas y desventajas sobre la misma, sin embargo resulta oportuno citar algunos párrafos del artículo “La recuperación y puesta en valor del componente aéreo de la Armada. Los aviones Super Étendard Modenizados” que fuera oportunamente publicado en la Revista Zona Militar y en el portal. El autor, Comodoro de Marina (Ret.) y Veterano de la Guerra de Malvinas, Eduardo Ligio Ganeau enumera las significancias de la incorporación de los SEM:

  1. Desde el punto de vista estratégico de la Defensa: Implicaría mejorar inmediatamente las capacidades operativas de protección en forma disuasiva y efectiva de los intereses nacionales ya que se incorporarían aviones directamente al servicio con personal propio de vuelo, apoyo y mantenimiento mayormente capacitado. Habría una contribución efectiva a necesidades de control del mar en caso de unidades no identificadas u hostiles, interdicción de actividades aéreas ilegales o peligrosas, y de apoyo armado contra objetivos terrestres que lo requieran. La potencialidad de su empleo ya contribuye a evitar los acaecimientos indeseados por mera disuasión. Con una duplicación de la población mundial (4.000 a 8.000 mill.) en los últimos 50 años, el descongelamiento polar y la disminución de superficies emergidas, no es un arrojo presagiar mayores problemas en la seguridad mundial, incluyendo a nuestro país, en el futuro cercano.
    Desde el punto de vista de la urgencia: Es conocido e indiscutible que la Argentina a consumido el Instrumento Militar heredado hace cuatro décadas por falta sostenida de suficiente presupuesto para mantenimiento y actualización. La adquisición de aviones en servicio con logística conocida implica el mejoramiento casi inmediato de ciertas capacidades operativas necesarias para protección de los intereses argentinos. Medios económicos de rápida adquisición posibilitarían transitar madura y progresivamente hacia medios más modernos y acordes a las demandas actuales.
  2. Desde el punto de vista de la oportunidad: Los aviones SEM están disponibles hoy y su bajo costo relativo (unos 10 mill. de dólares por todos los aviones y repuestos) constituye una oportunidad única. La necesidad argentina es también en el presente, cuando la disponibilidad de medios armados es completamente exigua y, por poco, no se pueden cumplir funciones de protección aún frente a convocatorias internacionales de autoridades estatales, como en el caso de cumbres regionales o mundiales (por ejemplo la cumbre del G20 en 2018). Estos aviones posibilitarían conservar hoy cierta capacidad operativa hasta que puedan adquirirse otros medios modernos con una vida mucho mayor.
  3. Desde el punto de vista de las capacidades operativas: El número de aviones a adquirir permitiría recuperar una masa mínima en varias de las múltiples capacidades de operaciones navales ya perdidas por falta de unidades en capacidad de operar.
  4. Desde el punto de vista presupuestario: Teniendo en cuenta que la incorporación de nuevos aviones de combate demandan un costo variable entre 50 y 100 millones de dólares por unidad, más todo el costo del material de soporte logístico de mantenimiento, abastecimiento, armamento, simulación y apoyo, y de la capacitación del personal para atención del nuevo medio en un tiempo no menor de cinco años, la posibilidad de adquisición inmediata de cinco aviones en servicio a un costo difundido de 10 mill. de dólares resultaría altamente conveniente.
  5. Desde el punto de vista de los RRHH: Permitiría mantener en vuelo con medios operativos de importancia a pilotos militares que de otra forma se perderían y migrarían a actividades no militares. Lo dicho tendría su correlato en el personal de apoyo y mantenimiento.
  6. Desde el punto de vista del mantenimiento: Se aprovecharían las capacidades disponibles de mantenimiento adquiridas durante más de treinta años de operación de los aviones propios. Asimismo, serían mejoradas con la incorporación de todo el material.
  7. Desde el punto de vista de las capacidades navales con asiento en bases embarcadas: Los aviones Super Étendard Modernizados permitirán conservar cierta capacidad latente de operar en bases flotantes como son los portaaviones o portaaeronaves. Vale resaltar que la conquista actual de los mares es indiscutible y hay un incremento de la cantidad de portaaviones en el mundo, que resulta lógico frente a la propia necesidad de operar y proteger las vastas jurisdicciones marítimas recientemente extendidas como resultado de la prolongación de la plataforma submarina argentina. Dicha necesidad se ve reforzada frente a la necesidad de protección de la enorme jurisdicción nacional apropiada hoy por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.
  8. Desde el punto de vista del apoyo a otras organizaciones nacionales: Se podría complementar las capacidades actuales de la Fuerza Aérea Argentina en sus funciones de defensa aérea y apoyo de fuego aire-superficie.
  9. Desde el punto de vista de la cooperación en Defensa con otros Estados: Favorecería la eventual conformación de fuerzas combinadas de Defensa en el ámbito de Sudamérica, o a la cooperación con otras fuerzas armadas de países amigos, en contribución a la defensa y a la política exterior de la República Argentina. Tal es el caso de las operaciones combinadas que la Armada Argentina ha realizado por décadas con las Marinas de Brasil y Estados Unidos mediante la operación de los actuales aviones Super Etendard en los portaaviones de esas armadas.
  10. Desde el punto de vista del poder nacional y militar: Indiscutiblemente, desde el punto de vista estratégico, el poder militar es uno de los componentes del poder nacional. Las capacidades de una aviación naval embarcada con base en un portaaeronaves no son desconocidas por las grandes potencias, ni por Brasil ni Chile.

Veteranos de recientes conflictos, tales como Libia (Harmattan), Siria/Iraq (Mission Arromanches 1 y 2) y Afganistán (Héraclès y Agapanthe), los SEM de la Flottille 17F “La Glorieuse” fueron retirados de servicio el 12 de julio de 2016 luego de 38 años de servicio. Los cinco Super Étendard Modernisé S.5 destinados a la Argentina son el Nº1 (1978), Nº 31 (1980), los Nº41 y Nº44 (1981) y el Nº51 (1982).

Click aqui para ver mas imagenes y nota en el Sitio ZONA MILITAR.COM

Por Carlos Borda Bettolli -

24/04/19
zona-militar.com