All for Joomla All for Webmasters
27
Mar, Oct

Ataques aéreos israelíes contra Siria sin respuesta plantean preguntas sobre el S-400

Siria

Los ataques aéreos israelíes contra objetivos en Siria pueden ser una de las principales razones de la creciente crisis entre Rusia y Turquía, ya que están poniendo de relieve que los sistemas de defensa aérea S-400 de fabricación rusa pueden no ser tan efectivos como Turquía creía.

Los primeros signos de insatisfacción con los sistemas de defensa aérea rusos llegaron el 1 de mayo cuando el sitio web Syria Direct publicó una historia citando lo que se describió como una fuente militar siria que criticó los sistemas de defensa aérea S-300 suministrados por Rusia. La fuente señaló los repetidos fallos de los sistemas rusos para proteger los sitios en Siria de los ataques israelíes. Los comentarios del aparente oficial militar sirio fueron la primera señal clara de una gran disputa entre Moscú y Ankara relacionada con la eficiencia operativa de los sistemas de defensa aérea.

Turquía ha firmado un acuerdo con Rusia para comprar los sistemas S-400 en un contrato por más de mil millones de dólares. Los primeros sistemas ya han sido suministrados a Turquía pero aún no están operativos.

El año pasado, la fuerza aérea israelí atacó más de 200 objetivos en Siria relacionados con el esfuerzo iraní por mejorar los cohetes de Hezbollah. Se ha informado que algunos de esos ataques involucran a F-35 israelíes. Los ataques continúan a ritmo acelerado este año con las fuerzas de defensa aérea sirias que han lanzado más de 1.000 misiles tierra-aire para intentar frustrar los repetidos ataques israelíes. Han tenido poco efecto hasta ahora.

El último ataque fue el jueves. Según el Centro Sirio de Derechos Humanos, al menos nueve personas fueron muertas, cuatro de ellas sirias y cinco desconocidas hasta el momento. Según se informa, el número puede aumentar. El canal libanés Al-Miyadin, que está cerca de Hezbollah, informó de que aviones israelíes atacaron cuatro objetivos y regresaron a Israel. Los aviones israelíes atacaron las fábricas de seguridad del régimen sirio y destruyeron los depósitos de armas, según el Centro de Derechos Humanos de Siria.

Washington expulsó a Turquía del programa de F-35 por la decisión del presidente Erdogan de seguir adelante con el acuerdo del S-400. Aunque aceptó la entrega de al menos uno, Turquía ha retrasado el pedido de baterías adicionales del S-400.

Por Juan Carlos Benavidez -

22/06/20

zona-militar.com