All for Joomla All for Webmasters
24
Sáb, Jun

El Gobierno recortará $4600 millones del Ministerio de Defensa

Argentina

Con la firme intención de mostrar austeridad, dar una señal a los sectores desprotegidos y evitar "gastos superfluos" el Gobierno se dispone a instrumentar un importante recorte de fondos en el Ministerio de Defensa por un total de 4.616 millones de pesos para los militares.

Según un informe reservado de Defensa al que accedió Infobae en exclusiva, la poda de gastos alcanzará al personal de las tres Fuerzas Armadas, la venta de edificios, la interrupción de tareas de mantenimiento en aviones, el repliegue de efectivos en la frontera y la reducción del gasto en la campaña Antártica.

"Son tiempos de austeridad y de un mayor control de los gastos. El ahorro servirá para optimizar recursos", expresó tajante un allegado al ministro del área, Julio Martínez.

El recorte serviría también para compensar la compra de equipamiento, aunque en la Casa Rosada advierten que la adquisición de aviones o armas no será ni por asomo de 2.000 millones de dólares como se especuló.

En el listado de "ahorros" que se prevén en Defensa para este año, figura la interrupción del proyecto de remotorización de los aviones Pucará, en el que se invierten unos 3.833 millones de pesos. "Son aviones de unos 40 años que no tiene sentido modernizar de por vida", dijo un funcionario de las Fuerzas Armadas.

Asimismo, el plan contempla unos 400 millones de pesos en la "racionalización del plan anual de comisiones en el exterior", que implica la reducción de las agregadurías militares en las embajadas argentinas y de las comisiones que se envían al exterior. Sobre este punto, una fuente dijo a Infobae que estos viajes incluían actividades festivas en el exterior, a las que asistían entre 15 y 20 militares. Ahora eso se va a recortar drásticamente.

También se prevé un ajuste de 381 millones de pesos para la modificación de coeficientes por cambio de destino. Esto es la compensación que percibe el personal de oficiales, suboficiales y soldados voluntarios cuando cambian de organismos que distan a más de 20 kilómetros.

Uno de los puntos quizás más controvertidos es el repliegue de 1.800 efectivos militares que realizan tareas de vigilancia en la frontera en el marco del Operativo Escudo Norte. Por esto se ahorrarán 160 millones de pesos.

Los críticos a esta iniciativa aseguran que se dejará "liberada" la zona fronteriza para las tareas de lucha contra el narcotráfico. Sin embargo, en el Ministerio de Defensa aseguraron a este medio que se trata de un "repliegue necesario para cumplir con la ley". Es que aducen que estos militares los había puesto el ex jefe del Ejército César Milani, pero la presencia de esos uniformados en la zona de frontera vulnera la ley de seguridad interior que impide a las Fuerzas Armadas hacer inteligencia civil.

Por otra parte, la venta de inmuebles militares podría significar para el organismo la recaudación de unos 335 millones de dólares. Se prevé que se desprenderá de 12 inmuebles en la Argentina y en el exterior. Por ejemplo, se venderá un edificio en Washington valuado en US$ 1,7 millones; además de otras propiedades del Ejército en Rosario, Tandil, Tunuyán, Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires.

"Hay edificios en el exterior que estarán en revisión para su venta a futuro", graficó un allegado al ministro Martínez, en vistas a los planes futuros de mayores recortes en este rubro.

En el informe también se detalla que se desafectará la partida presupuestaria para la fabricación del sistema de radar RPA3LDA II serie, por 25 millones de pesos; la suspensión de un contrato de reparación de un submarino en Santa Cruz, por 20 millones de pesos; el repliegue del sistema de radares RASIT, por 160 millones de pesos; y la desactivación de un programa de compra de vehículos de combate M113 del Ejército por 30 millones de pesos.

En cuanto a la reducción de personal en las Fuerzas Armadas, se contempla una reducción de oficiales, suboficiales retirados y personal de la fábrica argentina de aviones (FADEA) y del astillero Tandanor. En este sentido, se prevé la aplicación del artículo 62 de las Fuerzas Armadas en cuanto a reducción del gasto en personal retirado y de los contratados.

Además, el área de fabricaciones militares para este año incluye una supresión de 22 millones de pesos en la Fábrica Militar Río Tercero, tres millones en la Fabrica Militar de Azul y 130.000 pesos en Villa María.

Para la Campaña Antártica de este año, el Ministerio de Defensa bajará los costos en cuanto alquiler de buques, combustible y alimentos que la gestión de Cristina Kirchner había abultado significativamente. Por este tema hay una causa judicial pendiente que presentó el ministro Martínez por la cual se denunciaron importantes sobreprecios en la compra de alimentos para la campaña Antártica cuando Agustín Rossi era ministro de Defensa. Se contempla por todo esto un ahorro de unos US$ 10 millones.

Por Martín Dinatale


16/04/17
Infobae.com